Los signos YoGoTe se utilizan como herramientas de enseñanza y aprendizaje para la producción de lecciones de idiomas extranjeros.

En primer lugar, el estudiante tiene que observar las lecciones en su propio idioma, y cuando se familiarizó lo suficiente con los signos y gestos y su significado, el siguiente paso es ir a la misma lección en el idioma deseado. Allí, los signos constituyen un medio para comprender el significado de lo que se dice en este nuevo lenguaje.

Es posible e interesante aprender en grupos, de modo que los estudiantes puedan interactuar entre sí, hablando en el nuevo idioma, usando los gestos si es necesario para asegurar una comunicación mínima de modo las interacciones puedan seguir adelante.

La mejor manera de utilizar este método es mediante el establecimiento de un “par de aprendizaje recíproco”, donde dos o más personas en un país A, que quieren aprender un idioma B se ponen en contacto con personas en un país donde se habla esta lengua B y que quieren aprender el lenguaje de A. Debido al hecho de que las lecciones tienen la misma estructura para todos los idiomas, y que los signos son los mismos, el grupo en el país A serán al mismo tiempo “estudiantes de la lengua B y profesores de lengua A”. La reciprocidad se aplica a las personas en el país B.

Cualquier persona que ha estado en contacto con una cierto lengua usando el método YoGoTe puede aprovecharse de ello para un posterior acercamiento a cualquier otro idioma. La estructura de las lecciones y el conjunto de signos serán iguales.

El conjunto existente de lecciones está diseñado para un primer acercamiento a un idioma deseado en la escuela, trabajando en grupos bajo la supervisión de un profesor (que no tiene por qué conocer las nuevas lenguas, sólo el método y los signos).

El contexto es una parte importante en esas lecciones, porque es útil para dar sentido a los gestos realizados durante las interacciones.

Los mejores resultados se pueden lograr cuando dos grupos de diferentes países trabajan juntos en un “modo recíproco”, como se explicó anteriormente:.

Hay 6 lecciones, cada una para una situación de comunicación diferente:

Lección 1 (saludos y desplazamientos)

Lección 2 (compra y venta)

Lección 3 (presentación)

Lección 4 (aficiones)

Lección 5 (narración)

Lección 6 (opiniones)

Se puede acceder al conjunto de las lecciones en esta página web.

Cada lección comienza mediante un video con una introducción y cuatro frases que llevan la estructura básica de los diálogos en esta situación.

Los estudiantes deben comenzar a ver el video en su propio idioma a fin de comprender el significado y la intención de las frases. Sólo entonces podrán pasar a ver el vídeo en el nuevo idioma.

Se recomienda practicar cada frase por separado la primera vez, y después hacer una práctica general de los contenidos de la lección.

También hay varios materiales complementarios para cada lección:

– Una página escrita con las frases y el vocabulario adicional que permitirá a los estudiantes hacer nuevas oraciones por su propia cuenta.

– Un segundo vídeo con palabras adicionales.

– Textos auxiliares de cada frase con audio y enlaces a los signos.

– Ejercicios interactivos con animaciones para cada frase que ayudan al estudiante a entender cómo crear y utilizar nuevas frases con el vocabulario adicional.